TELEFÓNICA CONTEMPLA UN FUTURO DE MAYOR CRECIMIENTO Y RENTABILIDAD PARA EL SECTOR TIC

 
15 February, 2011

•Para capturar todas las oportunidades que ofrece el nuevo escenario digital, es esencial una estrategia de cooperación entre los distintos agentes del sector

•La industria de las TIC volverá a crecer a tasas medias anuales del 4,3% durante los próximos cincos años1

Barcelona, 15 de febrero de 2011- El presidente de Telefónica, César Alierta, ha presentado hoy, durante su intervención en el Mobile World Congress, un futuro de mayor crecimiento y rentabilidad para el sector TIC en los próximos años. Alierta, que ha intervenido en la sesión inaugural del Congreso que se está celebrando esta semana en Barcelona, ha desglosado un panorama prometedor para la industria, que desde 2010 vuelve a recuperar sólidos ratios de crecimiento.

De hecho, de acuerdo con las estimaciones de analistas de la industria3, el sector TIC volverá a crecer a tasas medias anuales del 4,3% durante los próximos cincos años, impulsado especialmente por el comportamiento de regiones emergentes, como Asia- Pacífico y América Latina, que crecerán a ritmos superiores al 5% y 6% de media anual, respectivamente. Estas optimistas perspectivas vienen impulsadas, en palabras de César Alierta, por el crecimiento esperado en el sector de las telecomunicaciones, con la banda ancha (fija y móvil) y la explosión del tráfico de datos en movilidad como motor.

"Hemos creado ya un mundo conectado y la demanda de conectividad de las telecomunicaciones va a seguir creciendo, conectando a más hogares, más personas,

más negocios e incluso más máquinas. Además, la digitalización de la economía real –en ámbitos como la salud, las finanzas, la Administración, la educación, el entretenimiento,… –, ha ensanchado el alcance de nuestro mercado, pues se demandan nuevas aplicaciones y servicios digitales accesibles con calidad, velocidad y en cualquier momento y lugar", ha explicado César Alierta.

Sin embargo, ha subrayado Alierta, "estamos sólo al principio", ya que con la proliferación de dispositivos avanzados –más accesibles y fáciles de usar– y nuevas aplicaciones y servicios digitales en todos los ámbitos del día a día, se abren enormes oportunidades: "La verdadera explosión del tráfico de datos está llegando ahora y va a seguir creciendo exponencialmente durante los próximos años, impulsada por la demanda de video sobre redes de banda ancha".

Así, el número de accesos móviles crecerá, según las estimaciones de analistas, a una media anual del 7,3% entre 2010 y 2014, y se estima que en el mismo periodo la industria de las telecomunicaciones incorporará en todo el mundo más de 2.000 millones de accesos totales, de los que el 85% serán móviles y nueve de cada diez provendrán de mercados emergentes4. Además, el tráfico en la red se va a multiplicar por seis hasta 2014, especialmente el tráfico de vídeo, al tiempo que los nuevos terminales móviles inteligentes (smartphones) se han convertido ya en la herramienta elegida para gestionar el día a día de la "vida digital" de las personas, que están incorporando con intensidad el uso de nuevas aplicaciones y servicios digitales a sus rutinas diarias. No en vano, la banda ancha móvil va a crecer a una media anual superior al 30% entre 2010 y 2014.

Grandes desafíos para un futuro prometedor

Ante este panorama y las oportunidades que presenta, el presidente de Telefónica ha hecho hincapié una vez más en el papel crucial que ya están desempeñando los operadores de telecomunicaciones, que se sitúan en el centro de este escenario como plataforma que permite ofrecer los servicios que se demandan en el nuevo mundo digital con la mayor capacidad y calidad en la conectividad, al tiempo que ha expuesto los principales desafíos que las expectativas de crecimiento futuro implican para el sector en su conjunto.

"Los operadores de telecomunicaciones son ya hoy los principales contribuidores a la inversión y el empleo en la industria", ha explicado Alierta, que ha subrayado que, desde la perspectiva de Telefónica "los nuevos retos se deben afrontar a través de una estrategia de alianzas y cooperación con el resto de los agentes del sector para potenciar el desarrollo del actual escenario digital".

En este sentido, el desarrollo de las redes de nueva generación y la mejora de las ya existentes son la clave para garantizar los crecimientos futuros de la industria. Y si bien, Alierta considera que "la tecnología de red no va a ser una barrera para la digitalización", ha sido realista al explicar que para atender el crecimiento esperado del tráfico móvil es necesario, no sólo multiplicar por más de diez el número y la actual capacidad de los nodos móviles, sino impulsar y fortalecer las redes fijas. De acuerdo con las estimaciones existentes5, los operadores de telecomunicaciones invertirán más de 90.000 millones de euros entre 2010 y 2014 en redes fijas y móviles, pero se estima que, para atender la capacidad incremental necesaria en Europa, son necesarias inversiones adicionales de casi 150.000 millones de euros, sobre todo para desplegar fibra hasta el hogar y mejorar las redes móviles.

A este respecto, el presidente de Telefónica ha abogado por nuevos modelos de negocio –donde la cooperación entre los distintos agentes de la industria es esencial y es necesario estrechar lazos con proveedores de contenidos– para garantizar el crecimiento
y la sostenibilidad del ecosistema global de Internet, que requiere el nuevo mundo y la nueva economía digital. Además, también ha recordado que la regulación debería favorecer un mayor equilibrio para impulsar la inversión, eficiencia en el tráfico y el
desarrollo de nuevos servicios.

En definitiva, con la esperada explosión del tráfico de datos en movilidad, la industria tiene un enorme futuro por delante, que requiere dar respuesta a un desafío conjunto de la misma magnitud: encontrar el equilibrio adecuado para asegurar el desarrollo de todas las oportunidades del nuevo mundo digital, pero garantizando un círculo "virtuoso" de crecimiento. Con este reto sobre la mesa, Telefónica ve el futuro con optimismo y contempla una estrategia de cooperación con el resto de los agentes de la industria para capturar todas las oportunidades que ofrece el nuevo mundo digital.