Voluntarios Proniño

El voluntariado Proniño es un programa creado bajo los valores de solidaridad, compañerismo, generosidad y servicio, cuyo objetivo es contar con una organización de personas conformada por colaboradores de Telefónica y sus familias.

El voluntariado es un pilar esencial del programa Proniño; el acceso al programa no está condicionado al nivel jerárquico ni a profesionales. Es un proyecto horizontal y multidisciplinario en el que participan directamente personas con experiencia en diferentes áreas y profesiones.

Es a través del voluntariado Proniño que se logra que los colaboradores de la empresa se identifiquen y comprometan con una de las problemáticas más fuertes de la sociedad guatemalteca, el trabajo infantil y con el programa respuesta a esta problemática, Proniño.

Así también se refuerza la cultura interna de Telefónica: solidaridad, confianza y credibilidad. Ser parte del voluntariado conlleva beneficios personales, el desarrollo de habilidades y de liderazgo dentro de la empresa y la satisfacción personal de sentirse parte activa de un programa que contribuye al desarrollo y mejora de la calidad de vida de la niñez guatemalteca.

El voluntariado actúa en diferentes modelos básicos:

  • Aporte de Tiempo, participando en visitas y actividades en las escuelas proniño.
  • Aporte de Talento, desarrollando charlas o talleres con los niños.
  • Aporte Económico, mensualmente el colaborador aporta una cantidad de dinero para el desarrollo de actividades recreativas para los niños o dotación de mobiliario para la escuela.

En Guatemala el Voluntariado Proniño está conformado por 250 colaboradores de la empresa, de diferentes áreas y profesiones.

Comparte tus Experiencias como Voluntario

  1. Mi esposa y yo hemos tenido la dicha de participar en algunas actividades, en la que la satisfacción de sentirse útil a una causa tan altruista como la que realiza la Fundación, ver la problemática de los niños de las áreas rurales para desplazarse hacia los lugares, donde tienen derechos primordiales como los es la educación y el saber que hay niños que ni siquiera toman el desayuno, es de lo que mas nos motivo a ser voluntarios.

    Sergio Hernández
    Ventas Suroccidente

  2. Cada encuentro es una oportunidad única de crecer, de aprender algo nuevo y así lograr enriquecer el corazón y el alma. El poder tener la oportunidad de compartir esta experiencia es un verdadero don que la empresa nos ofrece, ya que nos brinda una oportunidad de salir de nosotros mismos y poder dar aunque sea un poco de lo que Dios nos ha dado.

    Me siento muy agradecida de poder ser parte de esta gran familia, la familia TELEFÓNICA, y de poder participar en este programa que es un gran llamado a nuestra conciencia social de que siempre es posible dar cuando se tiene la voluntad de hacerlo.

    Tania Lemus
    Administración de Ventas

  3. Haber participado en varias actividades de proniño ha sido un enriquecimiento de doble vía, ver la satisfacción y la sonrisa de todos esos niños con los que he podido compartir y servir me ha dado crecimiento personal, profesional y sobre todo humano; todos en este mundo venimos con una misión muy especial que es SERVIR y todos tenemos esta oportunidad.

    Yo he recibido más de lo que he dado y doy gracias a nuestro Creador por permitirme conocer y compartir con estos niños.

    Dora López
    Recursos Humanos

  4. Proniño, ha sido y será de gran bendición para nuestros niños que han visto una oportunidad de crecer y superarse en el País. El estar con ellos es gratificante y saber que los niños no miran obstáculos para su crecimiento es aun mejor! Proniño debe seguir creciendo para cubrir más regiones y ser luz para ellos. Por mi parte me siento honrado de formar parte de un equipo tan bueno, como lo es proniño.

    Wilbert Calderón
    Gestión de Clientes

  5. Para mi es de gran satisfacción trabajar en una empresa comprometida con el desarrollo de la sociedad y el país en donde se encuentra, consciente de que existe una necesidad real, Telefonica apuesta por la educación y la niñez.

    He podido conocer a los niños, compartir experiencias, risas, abrazos y saber que mi pequeña contribución, significa en realidad algo de gran valor para ellos.

    Carolina Toralla
    Finanzas

Voluntarios Proniño