Mundo Proniño

El Salvador

El programa proniño en El Salvador comenzó a funcionar en el año 2006 con el objetivo de lograr que los niños y niñas que trabajan puedan lograr un futuro mejor gracias a la escolarización de calidad y a la ayuda de las instituciones.

Proniño tiene como objetivo contribuir a la erradicación del trabajo infantil que vulnera los derechos de los niños y niñas a través de una escolarización, que asegure logros educativos significativos con el conocimiento de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en los centros escolares donde está el programa.

En el año 2007, el segundo año de estar beneficiando a los niños de El Salvador, Proniño triplicó la escolarización de los niños y niñas en 26 escuelas públicas y más de 4.900 personas se han beneficiado de su intervención indirectamente.

Para la ejecución del programa y las actividades, Proniño cuenta con la colaboración de Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo Humano, FUSAL, agencia ejecutora sin fines de lucro que realiza acciones en salud y educación.

El programa encara la problemática del trabajo infantil de forma integral, mejorando el entorno del niño, de su familia y de su comunidad.

El apoyo económico para la escolarización de niños y niñas trabajadores se traduce en la entrega de material escolar compuesto por mochila, lápices, bolígrafos, cuadernos, diccionario, lápices de colores, tijeras, borrador y estuche. Se entregaron 2.500 kits escolares y vestimenta a todos los beneficiarios: un par de zapatos, dos juegos de uniforme completo, calcetines y en aquellos casos que se identifican, se suministra el pago de transporte para asistir a la escuela.

Los niños participan en torneos deportivos, talleres de dibujo y pintura, así como en diversas actividades lúdicas. Estas actividades son primordiales para fomentar con la práctica los valores de solidaridad, compañerismo y trabajo en equipo.

A los niños y niñas que presentan un rendimiento escolar insatisfactorio se les brinda refuerzo en las Salas de Nivelación en áreas de lectura, escritura y matemática a través de una metodología más lúdica y flexible.

Se organizan pequeños grupos de padres, madres de familia o responsables y se desarrollan reuniones periódicas para abordar diferentes temas relacionados con trabajo infantil, derechos de la niñez e importancia de la educación.

Escuela para padres, donde se abordan temas relacionados con trabajo infantil a través de un intercambio de experiencias, traspaso de información, creatividad en presentaciones de títeres, dibujos, historias, fomentando de esta forma un diálogo directo con los padres o encargados e intensificando el rol de los mismos.

Talleres productivos, donde los participantes adquieren conocimientos y desarrollan destrezas que les permiten generar ingresos durante todo el año a través de la elaboración y venta de productos comestibles: Panadería, encurtidos, dulces típicos y no sólo durante la temporada de corta de café y/o caña de azúcar, evitando así recurrir a la mano de obra infantil.

En cuanto a acciones relevantes en el eje de calidad educativa, Proniño financió talleres grupales de capacitación para docentes con el objetivo de ampliar su formación en los meses de noviembre y diciembre para no interferir con la programación de las escuelas.

Los Centros Escolares Las Marías, María Auxiliadora, La Cumbre y Las Lajas fueron los beneficiarios de libros de texto, obras, libros de cuento y colección de enciclopedias; de esta forma se favoreció a toda la población estudiantil. Junto a esta acción, se entregaron equipos de audio y video a 24 de ellos.

Acciones relevantes en fortalecimiento socio institucional. Durante 2007 y a tan solo un año de haber iniciado Proniño, Telefónica fue invitada por el Comité Técnico Nacional para la Erradicación de las peores formas de trabajo infantil a presentar el Programa a autoridades del Ministerio de Trabajo, Ministerio de Educación, Ministerio de Agricultura y OIT. Esta reunión fue el inicio de acciones conjuntas con dichas instituciones.

A fin de atender a niños y niñas con desnutrición FUSAL, agencia ejecutora del programa, convino en brindar la inclusión de su Programa "Libras de Amor" en escuelas beneficiadas con Proniño.

Un pilar importante en la lucha contra el trabajo infantil es la sensibilización a la sociedad sobre este tema; para tal fin durante el mes de junio se realizó una campaña de difusión en radio, prensa y televisión de Proniño para dar a conocer a la sociedad en general la iniciativa del Grupo Telefónica.

Para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)  en el que estamos trabajando "Lograr la enseñanza primaria universal", para el año 2015, es clave el diálogo y una cooperación entre agentes sociales de diversa procedencia.

Proniño puede ser un programa dinamizador de redes de intervención social que producen "tejido social", clave para los desarrollos equilibrados. Por tanto, es bueno comprometer a los diferentes actores de la sociedad a doblar el compromiso en la lucha contra el TI.

El Salvador