Acerca del Programa

Voluntarios Telefónica es una iniciativa que demuestra cómo los empleados son los verdaderos protagonistas de la acción social que desarrolla Telefónica en los países en los que está presente; ellos son el gran motor de una parte importante de los proyectos que se llevan a cabo.

Voluntariado Corporativo: la respuesta a muchas necesidades

La sociedad exige cada vez más a las empresas que sean responsables socialmente. Por otro lado, son muchos los trabajadores que desean que sus habilidades personales y profesionales contribuyan a la resolución de problemas sociales actuales.

Una solución eficaz es el Voluntariado Corporativo, un foco de acción en el ámbito de la responsabilidad social a través del cual, las empresas facilitan y promueven que sus empleados puedan realizar trabajos sociales a través de la organización de actividades concretas, cediendo horas de trabajo para la realización de las mismas o financiando proyectos.

En la actualidad, muchas pequeñas y grandes empresas han apostado por esta modalidad de solidaridad que fortalece los vínculos de la empresa con la sociedad, la relación de la empresa con sus empleados.

Voluntarios, un programa para todos los empleados de Telefónica

El compromiso con la sociedad y la solidaridad son dos de los pilares en los que se sustenta la responsabilidad social corporativa del Grupo Telefónica, contribuyendo a la consecución de los intereses generales, a través del desarrollo económico y social de los países en los que está presente.

En este marco, el programa Voluntarios pretende el desarrollo de una red solidaria constituida por personas que trabajan en las diferentes empresas del Grupo, que creen que pueden aportar una parte de sus conocimientos, de su tiempo y de su ilusión para mejorar la calidad de vida y bienestar de los colectivos más necesitados.

El programa, de carácter transnacional -en la actualidad se desarrolla en 14 países- y abierto a todos empleados del Grupo Telefónica, tiene como finalidad incentivar y potenciar actividades de carácter social y de cooperación, ofreciendo a sus participantes los medios necesarios para que esas actividades tengan un efecto positivo en la sociedad.

La horizontalidad es una de las características que mejor define el programa Voluntarios. La posible implicación de todos los empleados del Grupo permite desarrollar, entre otras cosas, la capacidad de liderazgo en personas que no ejercen cargos jerárquicos. De esta manera, los empleados pueden desarrollar nuevas facetas y habilidades personales y creativas, potenciándose así auténticas.

Voluntarios